Halladas en México tres fosas clandestinas con una veintena de cadáveres.

Halladas en México tres fosas clandestinas con una veintena de cadáveres.

Los cuerpos se encontraron en el municipio de Xalisco, en el occidental Estado de Nayarit, informan familiares y agentes de la Fiscalía local.

Nayarit a 16 de Enero de 2018.-Miembros del colectivo Familias Unidas en labores de búsqueda en Nayarit. 

23 cuerpos enterrados bajo tierra, 19 completos y 4 sin el cráneo. Dos fosas clandestinas han sido encontradas este lunes en el municipio de Xalisco, en Nayarit, en la costa del Pacífico mexicano, ha informado la Fiscalía estatal y el colectivo Familias Unidas. El hallazgo se suma al del sábado pasado, cuando se encontraron al menos otros nueve cadáveres. A falta de que se dé a conocer el saldo oficial, los conteos de la prensa mexicana oscilan entre los 20 y los 32 cuerpos encontrados en un espacio de 48 horas, según múltiples reportes.

Las fosas se localizan en la comunidad de Pantanal y están separadas por apenas 100 metros. La primera se ubicó el pasado 13 de enero después de que un grupo de campesinos que trabajaban en un platanar percibieron un fuerte olor y dieron aviso a Familias Unidas, una organización de familiares de desaparecidos. La búsqueda comenzó con apoyo de las autoridades de locales, que utilizaron perros para rastrear los cuerpos, y las investigaciones continuaron con el hallazgo el lunes de las dos últimas fosas. Peritos trabajan en la zona para determinar las causas de muerte

Las autoridades temen que más cuerpos hayan sido enterrados de forma clandestina, por lo que las labores de búsqueda continúan este martes. El presidente de Familias Unidas, que ha preferido no hacer pública su identidad, cifra el número de desaparecidos en Nayarit en 306 desde 2017, de acuerdo con declaraciones al periódico El Financiero.

El Registro Nacional de Personas Desaparecidas contabilizaba hasta octubre pasado a 143 personas «no localizadas». El colectivo Familias Unidas agrupa unas 180 familias y se formó a mediados del año pasado, en medio de denuncias por una ola de desapariciones forzadas en el Estado entre junio y agosto de 2017. 

Nayarit es un Estado bisagra entre Sinaloa y Jalisco, guaridas de los dos grandes cárteles que controlan el tráfico internacional de drogas desde México: el de Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación. En marzo pasado experimentó un repunte de la violencia tras el arresto del fiscal Edgar Veytia El Diablo, detenido en California y acusado de pertenecer a una red de tráfico de drogas.

Los problemas de inseguridad y los señalamientos por corrupción contra el Gobierno de Roberto Sandoval hundieron al Partido Revolucionario Institucional y dieron la victoria en las elecciones de junio a la coalición opositora que postuló al empresario Antonio Echeverría. La llegada de Echeverría en septiembre, sin embargo, se topó con el auge del crimen organizado y cerró los primeros dos meses de su Administración como los más violentos del año. Mientras que en la primera mitad del año la cifra de homicidios dolosos no rebasó los 15 al mes, en noviembre hubo 46 asesinatos, en octubre se registraron 40 y en septiembre, 37, de acuerdo con los últimos datos oficiales disponibles.

Nacional