La intuición de un padre australiano que salvó la vida de su hijo.

La intuición de un padre australiano que salvó la vida de su hijo.

Tony Lethbridge alquiló un helicóptero para buscar a Samuel que llevaba más de 30 horas desaparecidos.

Australia a 20 de Enero de 2018.-La intuición de un padre australiano salvó la vida de su hijo de 17 años, Samuel Lethbridge, quien llevaba más de 30 horas desaparecido. Lo último que supo este padre es que su hijo había tomado la carretera de la costa central de Australia, al norte de Sídney, y que no había llegado a su casa en Blacksmiths (a 130 kilómetros de la capital). Ante las evasivas de la policía, que le decía que esperara en casa a que apareciera, Tony Lethbridge decidió el lunes tomar cartas en el asunto: pagó 1.000 dólares australianos (unos 650 euros) al piloto de un helicóptero para buscar a su hijo. La compañía que se ofreció a buscar al joven ha devuelto esta semana al padre su dinero.

Lethbridge sabía que había algo extraño en la desaparición de su hijo. Tras llamarle varias veces sin obtener ninguna respuesta y buscarlo en la carretera, él y su esposa, Lee Lethbridge, se dirigieron a la policía. “Nos dijeron que podría haberse escapado, que podría haber hecho esto o aquello, pero nos dijimos ‘no es propio de su carácter, él no es así”, contó el padre al medio australiano FairFax Media.

La espera no hacía más que incrementar su preocupación, pero el padre tenía un presentimiento: estaba convencido de que Samuel había chocado en algún lugar de la montaña, a lo largo de la autopista del Pacífico. Recordaba que, años atrás, una persona había sido encontrada muerta tras estrellarse en la maleza. Su coche fue hallado varios días después. “Solo pensé: no me voy a quedar sentado y esperar”, aseguró Lethbridge.

Ante la inacción de la policía, el decidido padre actuó por cuenta propia. Con los 1.000 dólares en mano se dirigió al aeropuerto más cercano y pidió ayuda al primer piloto de helicóptero que vio. Skyline Aviation Group, una compañía local de aviación aceptó el encargo y emprendió el vuelo en busca del menor.

En tan solo 10 minutos, el piloto descubrió un coche estrellado, difuminado con la maleza, a 50 metros de la autopista, cerca de la casa de la familia de Samuel que, con la guía del piloto, se apresuró al sitio. Michael Lethbridge fue el primero en hallar a su sobrino Samuel, vivo pero deshidratado –llevaba cerca de 30 horas dentro de su coche accidentado—. “No lo hubiéramos visto si no hubiese sido por el helicóptero, porque yo no vi el auto desde la carretera” afirmó el tío.

Los servicios de emergencia llevaron a Samuel a un hospital, con una lesión en el tobillo, una fractura en el antebrazo y una fractura compuesta en el fémur. Al ver a su hijo, Tony Lethbridge lo cogió entre sus brazos y le dijo emocionado “Colega, tu padre te ha encontrado”. “Me encantaría tomar una bebida”, fue la respuesta del joven deshidratado

Internacional