Tiburones abandonados eran parte de un cargamento comercial que fue robado

Tiburones abandonados eran parte de un cargamento comercial que fue robado

Los ejemplares provenían de aprovechamientos legales de Sinaloa y Puerto Peñasco, Sonora y contaban con la documentación correspondiente.

La Piedad, Michoacán a 25 de Enero de 2018.- El hallazgo de 300 tiburones que se  hizo recientemente en La Piedad, el Ministerio Público Federal informó que los peces provenían de aprovechamientos legales de Sinaloa y Sonora, sin embargo, el vehículo en el que eran trasladados fue asaltado y los delincuentes tiraron el producto a la carretera.

Además, la vocería de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó que atendió la denuncia respecto al hallazgo los peces de diferentes tamaños que aparecieron tirados cerca de la carretera federal La Piedad- Guadalajara, y señaló que estos no corresponden a especies en alguna categoría de riesgo.

Se detalló que tras el percatarse de la denuncia que apareciera en medios de comunicación locales, inspectores federales se trasladaron a las instalaciones de la Procuraduría General de la Republica (PGR) con sede en La Piedad, Michoacán, donde los ejemplares se encuentran confinados y revisaron a los escualos de las diferentes tallas, los cuales se hallaban en estado de descomposición, eviscerados y sin aletas.

Los peces son tiburones zorro (Alopias spp), y no se encontró a ninguna de las tres especies en categoría de riesgo previstas en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, que son el Tiburón Blanco (Carcharodon carcharias), Tiburón Peregrino (Cetorhinus maximus) y el Tiburón Ballena (Rhincodon typus), las cuales son las únicas de facultad para esta Procuraduría, de conformidad con lo previsto por el artículo 1 de la Ley General de Vida Silvestre.

También se informó que el aprovechamiento sustentable de los recursos cuyo medio de vida total sea el agua es regulado por la Secretaría de Agricultura Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), conforme a lo previsto en la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables, salvo que se trate de especies o poblaciones en riesgo.

Asimismo, el Ministerio Público Federal (MPF) informó que de la investigación del caso se desprende que: los ejemplares provenían de aprovechamientos legales de Sinaloa y Puerto Peñasco, Sonora; que la propietaria de los mismos contaba con factura y guía de pesca para su traslado; que venían congelados a granel en una camioneta con rumbo a la Ciudad de México, la cual fue asaltada y el producto se arrojó en la carretera por los delincuentes.

La Profepa emitirá dictamen técnico al MPF, en donde se asiente que las especies de tiburón encontradas no corresponden con alguna en categoría de riesgo.

Policíaca Regional