Otros seis policías detenidos en Veracruz por la desaparición de un joven.

Otros seis policías detenidos en Veracruz por la desaparición de un joven.

Juan Arturo Méndez fue detenido y una semana después apareció flotando en un río con las manos atadas. Los casos de desaparición forzada continúan durante el gobierno de Yunes.

veracruz a 6 de Marzo de 2018.-La detención, este domingo, de seis agentes de la policía veracruzana ha demostrado que la putrefacción en el interior de la institución estatal va más allá del mandatario en turno.

Un juez ordenó el domingo la detención de los policías, incluido el subdelegado de la zona de Córdoba, acusados de la desaparición y posterior asesinato de Juan Arturo Méndez, de 25 años. El joven había sido arrestado el 21 de febrero cerca del municipio de Córdoba. Su madre, Marcela Alcántara, interpuso entonces una denuncia y comenzó la desesperada búsqueda de su hijo.

Durante la misma detalló a las autoridades que fue subido a una patrulla de la policía, pero en las instalaciones del mando único negaron incluso que hubiera sido detenido. Una semana después el joven apareció flotando en un río cercano con las manos atadas y evidentes muestras de golpes y tortura.

Tras la detención de los agentes, el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, insistió en que su Gobierno no va a permitir que los policías violenten la ley de ninguna manera. “Ya se hizo la investigación, y que este caso sirva de ejemplo, para que los policías sepan que no vamos a tolerar este tipo de casos”, dijo el mandatario.

Los primeros días de febrero, 19 personas- toda la cúpula policial- fue detenida después de que una jueza encontrara pruebas contundentes de que un grupo de élite, durante el sexenio del priista Javier Duarte, se dedicó a secuestrar, torturar y asesinar, al menos, a 15 personas sospechosas de trabajar para Los Zetas.

Entre otras pruebas, la fiscalía aportó las declaraciones de arrepentidos y el testimonio de la única persona que escapó de la siniestra Academia de policía donde eran torturados. Otros 12 policías más están en busca y captura. En los últimos años la policía veracruzana ha desaparecido a decenas de personas con el mismo perfil: pobres y jóvenes.

Según la fiscalía local hay indicios de que en más de 200 casos participó la policía pero hasta el momento sólo se han conseguido probar 15 casos con nombre y apellidos y durante un periodo muy concreto: de abril a octubre de 2013.

El gobernador actual admitió que aún hay comandantes policíacos que continúan en sus cargos, pese a que estuvieron en la gestión de Arturo Bermúdez Zurita, ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública, hoy encarcelado acusado también de desaparición forzada. Yunes justificó que estos comandantes que siguen trabajando en su gobierno tienen una larga trayectoria en el cuerpo.

“No podemos llegar y cambiar a 5.000 policías, el proceso de depuración lleva su tiempo, desde que inició el Gobierno hemos dado de alta a más de 1.000 policías certificados”, defendió.

En el Estado de Veracruz hay más de 300 fosas abiertas y sólo en una de ellas han aparecido 280 cráneos. Este nuevo escándalo confirma que la policía estatal continúa operando con métodos ilegales y que muchos de los 3.600 desaparecidos habrían terminado en alguna de estas fosas tras ser torturados por los agentes.

Nacional