«No es tema de pipas, es que falta gasolina», insiste gobernador de Jalisco

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, aseguró que el desabasto de combustible en Jalisco no se debe a la falta de pipas, sino a que ya no hay gasolina, por lo que exigió al presidente Andrés Manuel López Obrador dar la cara y explicar cuándo se resolverá el problema.
Este domingo dijo que no hablará más del tema, pero aseguró que su administración gestionó pipas suficientes para que desde el miércoles pasado Pemex pudiera llevar los 94 mil barriles de combustible diariamente al estado, como se comprometió a hacerlo.
“No es un tema de pipas, es que falta gasolina”, insistió Alfaro, quien dijo que tras iniciar el desabasto, el gobierno federal le solicitó apoyo para gestionar las pipas, vigilarlas, facilitar su entrada a Guadalajara y monitorear y dar seguimiento a la situación.
Según el gobernador, su administración ha cumplido en todo y Pemex sólo ha enviado la mitad de lo pactado, por lo que el desabasto en la entidad es del 50%.
Además, calificó como una ocurrencia lo dicho por el gobernador de Guanajuato, Diego Rodríguez Vallejo, respecto a que importaría gasolina desde Texas, pues recordó que ningún estado tiene permisos de la Secretaría de Energía para comprar gasolina.
Alfaro respaldó la decisión del presidente de combatir el robo de hidrocarburos y dijo estar dispuesto a colaborar en ese sentido, pero insistió en que López Obrador debe dejar de justificar con eso el desabasto de combustible.
Marchan por desabasto
En tanto unas 100 personas vestidas de negro se manifestaron esta mañana en Guadalajara para protestar contra el desabasto de gasolina.
A partir de las 10:00 de la mañana comenzaron a concentrarse en la avenida Vallarta y su cruce con la calle Fernando de Celada, a unos metros de la glorieta La Minerva, donde concluye la Vía Recreactiva, que en ese punto cerró para que se realizara la manifestación.
Los ciudadanos convocados por el grupo “Mexicanos por la Libertad” señalaron que están a favor del combate al huachicol, siempre y cuando exista una estrategia que no afecte la vida cotidiana de los mexicanos, pues nunca habían tenido que formarse por horas para conseguir gasolina y eso afecta sus derechos y libertades.
Por su parte, el partido Movimiento Ciudadano emitió un comunicado en el que desliza la misma idea: “De ser cierta esta información, el desabasto de gasolina habría sido provocado por una mala decisión del gobierno y demostraría que quienes aseguraron que no había ninguna crisis, nos mintieron a los mexicanos. La gravedad de esta información obliga al Presidente a ir más allá de las descalificaciones. Él ya declaró que las importaciones se han incrementado, y que las cifras de The Wall Street Journal son falsas. Si quiere que le creamos, tiene la obligación de probarlo y decirnos qué pasó con el suministro de gasolinas”, se lee en en un comunicado enviado hoy por el senador Clemente Castañeda, coordinador nacional de Movimiento Ciudadano.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.