Habitantes de colonia Pablo González se dicen olvidados por el Ayuntamiento que no responde a sus múltiples problemas

A. MOLINERO

Habitantes de la colonia Pablo González Casanova ubicada al nororiente de la ciudad de Morelia cerca de La Aldea, se dijeron olvidados por el Ayuntamiento de Morelia debido a los graves problemas que tienen y que a pesar de solicitar el apoyo con reiterados escritos, nadie les da una respuesta y mucho menos les ofrecen una solución a sus peticiones.

De inicio, el representante de los colonos, Julio César García señaló que los problemas van desde la falta de una adecuada recolección de basura, hasta la negativa de recibirles el pago mensual que deben hacer por concepto de la compra de su vivienda, pasando por la falta de luminarias, la inseguridad que les ha pegado bastante, las calles deterioradas, el áreas de recreación que está en total abandono y la carencia de brigadas de salud además de la falta de control de una gran cantidad de perros callejeros que representan un peligro para los transeúntes.

Si embargo, Julio César destacó que el mayor problema consiste en que tras la desaparición del Instituto Municipal de Vivienda (IMUVI) en abril del año 2017, «se extinguió también el convenio que había con el Instituto de Vivienda del Estado de Michoacán (IVEM) para que nos siguieran abasteciendo el agua potable lo que nos dejó finalmente sin el vital líquido».

Fue a través de una serie de pláticas que tuvieron con los directivos del IVEM quienes tuvieron a bien apoyarlos con el respectivo pago de una cuota vecinal por concepto de consumo de energía, «lo que permitió que siguiéramos teniendo el agua en nuestros domicilios».

El colono agregó que han acudido al Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Morelia (Ooapas) para buscar regularizar el pago del agua pero la respuesta ha sido negativa con el argumento de que el fraccionamiento no ha sido entregado aún al Ayuntamiento «a pesar de que algunos vecinos tenemos viviendo casi diez años aquí y estamos pagando de manera puntual el impuesto predial cada inicio de año».

Por lo anterior, el representante de los vecinos destacó que a mediados de este mes de febrero dejarán de pagar la cuota mensual del agua por lo que seguramente se quedarán sin el abastecimiento y por ello, acudirán a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) para que conmine al Ayuntamiento de Morelia a que resuelva de una vez por todas el problema del vital líquido pero de manera paralela, que atienda los demás conflictos que tiene la colonia por la falta de atención de las autoridades.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.