Listas, reglas para entrega de apoyo de Bienestar a padres

El gobierno federal entregará de manera directa recursos a madres trabajadoras o padres solos para que busquen estancias infantiles en donde cuiden a sus hijos. Los apoyos, que se entregarán por bimestre, son por mil 600 pesos por niño o 3 mil 600 pesos para menores con discapacidad.
Las reglas de operación del Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños Hijos de Madres Trabajadoras fueron publicadas por la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), ahí se específica que “el gobierno de México, a través de la Secretaría de Bienestar, entregará este apoyo directamente a la madre, padre solo o tutor”.
Los lineamientos del plan, que dejó de llamarse Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras, indican que los recursos que dará la Secretaría de Bienestar de manera directa se harán conforme al presupuesto aprobado.
“A la madre, padre o tutor con niños a su cargo entre un año y hasta un día antes de cumplir los cuatro años de edad se les entregarán mil 600 pesos bimestrales, mientras que a la madre, padre o tutor de un menor de edad con discapacidad de entre un año y hasta un día antes de cumplir seis años de edad se le apoyará con 3 mil 600 pesos bimestrales”, indica lo pubiclado por la Conamer.
El documento detalla que la Secretaría de Bienestar, presidida por María Luisa Albores González, otorgará a los beneficiarios del programa el dinero correspondiente a los meses de enero y febrero de este año: “La entrega de este recurso se hará a más tardar el último día hábil de marzo”.
La población que podrá beneficiarse de este programa son: madres, padres solos o tutores que trabajan, buscan empleo o estudian y no tienen acceso al cuidado y atención infantil y tienen bajo su cuidado al menos a un menor de edad.
“Se le dará prioridad para ser beneficiarios a las personas que habiten en municipios indígenas, de alto rezago social, pobreza extrema y zonas con alto grado de marginación y altos índices de violencia, la zona fronteriza, así como las áreas turísticas y aquellas que generen estrategias integrales de desarrollo”, detalla el informe.
Las reglas de operación exponen que el programa está diseñado para igualar a la sociedad: “Su objetivo es mejorar las condiciones de acceso y permanencia en el mercado laboral de padres de familia que trabajan, buscan empleo o estudian”.
Retiro de incentivos. La dependencia federal podrá suspender el recurso cuando realice visitas domiciliarias al beneficiario y no se le localice en dos ocasiones o cuando se identifiquen duplicidades, mientras que la baja definitiva del apoyo ocurrirá cuando se notifique la defunción del menor de edad, se detecte información falsa o documentos apócrifos, los niños cumplan con la edad límite o por renuncia voluntaria.
En el documento se estableció que las personas que hasta el 31 de diciembre de 2018 pertenecían al padrón de beneficiarios del apoyo a madres trabajadoras y padres solos podrán acceder al beneficio de mil 600 pesos bimestrales o 3 mil 600 en caso de tener hijos con discapacidad.
El Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval) se encargará de evaluar el programa.
Por último, los lineamientos detallan que en caso de emergencia o de desastre natural la Secretaría de Bienestar podrá entregar a los beneficiarios que vivan en la zona de desastre “por única vez” un mes adicional de apoyo económico.
Urgen a replantear cambios. Tras la reducción de 50% del presupuesto del Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras y Padres Solos, así como por los cambios planteados a su diseño operativo, el Consejo Consultivo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) informó que en su sesión ordinaria resolvió exhortar a las Secretarías de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y de Bienestar a reconsiderar con “urgencia” las decisiones asumidas para garantizar los derechos de los niños, madres y padres trabajadores, y a no incentivar estereotipos acerca de los roles de las personas mayores, particularmente de las mujeres.
“Este cuerpo colegiado llama a las autoridades responsables del financiamiento de ese programa y a las encargadas de su operación a observar el interés superior de la niñez”.
El organismo aseguró que alegar presuntos actos de corrupción e irregularidades o problemas administrativos “no exime a las autoridades de cumplir sus obligaciones ni justifica el que se deje de lado el respeto de los derechos humanos.
“Si en el pasado se cometió algún ilícito, debe investigarse y sancionar a los responsables.
Si el marco normativo dificulta la operación de programas, debe actuarse con responsabilidad, promover las adecuaciones conducentes, sin dejar de cumplir con las obligaciones contraídas”.
La comisión aseguró que la eventual cancelación de estancias infantiles pone en riesgo el cumplimiento efectivo de los derechos de este grupo poblacional, al tiempo que coloca a sus madres y padres en “situación de vulnerabilidad, que podría aumentar la brecha de desigualdad entre mujeres y hombres”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.