Migrantes buscan nuevos caminos para entrar al país

Instalado en un camión, un militar mexicano observa un desfile de imágenes en la pantalla de su ordenador. Sus ojos buscan formas humanas escondidas en vehículos: las de migrantes clandestinos.
En una carretera, cerca de la frontera entre México y Guatemala, las autoridades desplegaron un scanner para detectar migrantes que tratan de escabullirse para seguir rumbo al norte con el sueño de pasar a Estados Unidos.
Algunas decenas de metros más allá se divisa otra barrera. Guardias fronterizos revisan minibuses y taxis y verifican la identidad de los pasajeros bajo la mirada de policías federales.
De pronto, las autoridades detectan a una familia de emigrantes. Padre, madre y tres hijos, incluido un bebé. Los cinco acaban en una camioneta de vidrios enrejados para su probable expulsión.
Desde enero, la cantidad de arrestos de inmigrantes clandestinos en México se ha triplicado al pasar de 8 mil 248 a 23 mil 679 en mayo. Las expulsiones también aumentaron y llegaron el mes pasado a 16 mil 507.
El despliegue de 6 mil efectivos de la Guardia Nacional, previsto para hoy, una de las concesiones de México para evitar la imposición el lunes de aranceles de 5% a todas su exportaciones a Estados Unidos, debería elevar los arrestos.
Si bien algunos comerciantes se congratulan por el aumento de la seguridad, la medida generó miedo entre los migrantes y cólera en los activistas. “Utilizan a los migrantes como pretexto”, dice Ernesto Castanedo, activista del refugio Buen Pastor en Tapachula.
“Esto va a hacer desaparecer las grandes caravanas, pero la migración seguirá”, añade.
En tanto, grupos de migrantes centroamericanos buscan nuevos caminos entre la selva de Chiapas. La agencia AFP captó a un grupo, una familia hondureña y varios hombres guatemaltecos, caminando entre brechas a las afueras de la localidad de Huixtla.
En ese contexto, 103 policías fueron desplegados para incrementar la seguridad y el control de la estación migratoria de Tapachula, Chiapas, informó ayer la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.
Son 21 mujeres y 82 hombres que deberán brindar seguridad en la Estación Migratoria Siglo XXI del Instituto Nacional de Migración”, se informó en un comunicado.
Los agentes apoyarán al personal del INM en “atención de amotinamientos, fuga de migrantes y restablecimiento de la seguridad en la estación migratoria”.
El comisionado del SPF, José Pedro Vizuet, ordenó a los policías no reprimir ni provocar confrontaciones con los migrantes. Su objetivo será “actuar en todo momento con pleno respeto a los derechos humanos”, agrega el documento.
Detienen a 25 migrantes. Militares y elementos de la Guardia Nacional detuvieron a 25 migrantes centroamericanos que viajaban sobre el tren conocido como La Bestia hacia Oaxaca. Un grupo de unas 200 personas se dio a la fuga, indicaron defensores de derechos humanos y activistas.
Por otra parte, la organización Pueblos Sin Fronteras exigió ayer la liberación de su dirigente Irineo Mujica y de Cristóbal Sánchez, integrante de Cultura Migrante, detenidos el pasado 5 de junio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.