Falta de cultura vial y desatención de tránsito estatal y municipal, generan severos problemas en el Mercado de Abasto

Falta de cultura vial y desatención de tránsito estatal y municipal, generan severos problemas en el Mercado de Abasto

Abundio Molinero
La desatención de las autoridades de tránsito del Gobierno del Estado igual que del Ayuntamiento de Morelia y la falta de una adecuada cultura vial y respeto hacia los demás de quien maneja un vehículo, provocan severos problemas de vialidad al interior del Mercado de Abasto lo que genera que los camioneros, los vendedores ambulantes, los obstáculos colocados sobre la vía pública, los dueños de los negocios y hasta quienes acuden a comprar, hagan lo que quieran en materia de vialidad y sean ellos mismos los que resultan afectados.

Y es que desde temprana hora comienza «la vida» en el tradicional mercado que surte de los productos más esenciales a los compradores locales y foráneos pero también, inician los problemas viales que muchas veces han terminado en gritos, amenazas y una que otra mentada por no respetar el orden en la circulación de los autos.

Aunque ha habido algunos intentos por ordenar el tránsito que a diario acude a comprar diferentes productos como en algún momento el balizamiento, presencia por momentos de motociclistas en la zona, mantener una patrulla en los lugares más conflictivos y hasta reuniones de la mesa directiva, lo cierto es que solo se han atendido por uno o dos días y después, son los propios comerciantes y visitantes los que provocan embudos en varias calles ya sin la presencia de la autoridad.

Quienes más molestos están, son los dueños de tienditas que tienen que acudir a comprar víveres pues su recorrido consiste en visitar bodegas que se encuentran en diferentes calles pero a tener un trailer enfrente, camionetas de vendedores eventuales que solo acuden en las mañanas y obstruyen el paso, aparte de encontrarse con una gran cantidad de obstáculos para poder estacionarse, hacen que busquen una opción diferente para surtir sus negocios.

Los quejosos señalaron que mientras los propietarios de las bodegas, los choferes de los tráileres que descargan mercancías así como las autoridades de tránsito tanto estatal como municipal pero sobre todo, quienes manejan una unidad motriz no sean conscientes de que el caos daña a todos por igual, los problemas persistirán y los conflictos para poder transitar, seguirán siendo una constante y un dolor de cabeza para todos por lo que pidieron un ordenamiento a fondo en la Central de Abasto más importante de todo el municipio de Morelia.

Morelia