Ignoran ocho entidades a López-Gatell sobre pruebas de Covid-19

Ignoran ocho entidades a López-Gatell sobre pruebas de Covid-19

Pese a que el gobierno federal pidió a los estados practicar pruebas para detectar Covid-19 a sólo 10% de las personas que presenten síntomas de la enfermedad, al menos ocho entidades del país se han desplegado para ampliar el número de tomas de muestras a fin de conocer a fondo el avance de la epidemia y cortar sus cadenas de contagio.

Al llegar al quinto mes de la pandemia por Covid-19, Aguascalientes, Jalisco, Guanajuato, Querétaro, Estado de México, Morelos, Nuevo León e inclusive la Ciudad de México están aplicando con sus propios recursos más pruebas de las que recomienda la Secretaría de Salud (Ssa), coincidieron funcionarios consultados por EL UNIVERSAL.
En el Lineamiento estandarizado para la vigilancia epidemiológica y por laboratorio de la enfermedad respiratoria viral, emitido por la Ssa, actualizado en mayo de 2020 y aún vigente, la dependencia pide testear sólo a uno de cada 10 casos sospechosos, es decir, que tengan síntomas leves y capacidad de contagiar; sin embargo, si los estados tienen capacidad pueden hacer más pruebas.
Por ejemplo, el gobierno de la Ciudad de México (Morena) instaló 34 Kioscos de Salud para detectar a personas contagiadas de Covid-19. Entrevistada por EL UNIVERSAL, la titular de la autoridad sanitaria de la capital del país, Oliva López Arellano, a pregunta expresa aceptó que hay una coincidencia con el gobierno federal de que las pruebas son una herramienta y que hubo una decisión de ampliar las que se aplican, dentro de su propia capacidad, más allá de 10%.
“Es un programa integral donde la prueba tiene un papel de contribución a ver el nivel de positividad de la colonia, el identificar cadenas de contagio y contribuir más a entender cómo está esa zona en términos de velocidad de contagio y que nos pudiera permitir cortar cadenas de transmisión”, dijo en entrevista.
Para los funcionarios de las entidades consultadas, tener un mejor conocimiento del número de casos y, sobre todo, identificar a los asintomáticos ha ayudado a cortar la cadena de contagios.
En Jalisco, entidad gobernada por Movimiento Ciudadano, se creó un sistema propio de monitoreo llamado Radar, el cual a la fecha ha reportado más de 12 mil casos adicionales a los de la Federación.
La determinación, que ha sido asumida con recursos propios, tuvo el propósito de testear a personas que cumplen con la definición operativa de la Ssa, pero también a todos los pacientes ambulatorios que presentaran síntomas, a quienes se les aplicó una encuesta epidemiológica, así como a todo el personal de salud en áreas Covid y a los contactos de las personas contagiadas.
“Desde el inicio de la pandemia nos pareció que el sistema de la Federación iba a arrojar muy poca información porque obviamente al sólo muestrear a los hospitalizados casi todos van a dar positivo. No nos beneficia en nada reportar más casos, al contrario, parecería que estamos dando insumos para criticar el trabajo”, dijo Anna Bárbara Casillas García, coordinadora general estratégica de Desarrollo Social.
Derivado de una estrategia más amplia de testeo que el 10% que requiere la Federación, en Guanajuato (PAN) se han detectado mil 795 personas contagiadas asintomáticas.
En el abordaje de la pandemia, el mayor problema al que se han enfrentado las autoridades locales, relató Fátima Melchor Márquez, jefa de Epidemiología del Instituto de Salud Pública de Guanajuato, es que el discurso público desde el nivel central contraviene las medidas más estrictas que se han tratado de aplicar desde lo local.
“Nos ha costado mucho trabajo que la población acate las indicaciones que damos porque se contraponen con la información a nivel federal. El retorno a la nueva normalidad nos perjudicó muchísimo porque la población lo tomó como que no es tan grave, la gente retomó sus actividades sin protección y eso lo vemos reflejado en que de estar en lugar 13 de casos activos hoy somos el segundo lugar”, aseveró.
El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, ha alertado que hacer un mayor número de pruebas no garantiza un mejor control de la epidemia. Por ejemplo, en la conferencia de prensa del 10 de junio, el funcionario dijo que es un mito que al aplicar un mayor número de pruebas haya estado relacionado con el éxito de Corea del Sur en controlar la pandemia.
“No funciona así, no es que entre más pruebas mejor es el control. No existe ninguna conexión técnica, científica, lógica entre el número de pruebas y el éxito del control. Todo depende de cómo se usan las pruebas, con qué objetivo, en qué momento, a qué personas y, lo más importante, qué decisión deriva de la prueba. Puedo hacerles pruebas a todas y cada una de las personas todos los días, y eso no llevará al control epidemiológico”, dijo en la conferencia de prensa nocturna en Palacio Nacional.
Sin embargo, la perspectiva estatal es otra.
Nuevo León tiene la mayor discrepancia con la Federación en el número de contagios y fallecimientos que reporta; el segundo lugar es Jalisco. La entidad gobernada por Jaime Rodríguez Calderón determinó integrar en su estadística los reportes de todos los hospitales públicos y privados y laboratorios particulares, además de contratar instituciones que no están validadas por el Indre para aplicar pruebas PCR, que son el estándar de oro para diagnosticar Covid-19.
Con sus cifras, Nuevo León se encuentra dentro de los tres primeros lugares en cantidad de casos; con las de la Federación, en el octavo.
“Decidimos hacer pruebas en una cantidad importante para el diagnóstico, el aislamiento de los pacientes en forma oportuna y el comportamiento epidemiológico del virus. Hacemos las pruebas que a nivel internacional está descrito que se tiene que hacer en una pandemia de este tipo. Reportamos el doble de casos de los que reporta la Federación y lo vamos a seguir haciendo así porque es la manera correcta de hacer las cosas: se trata de vidas humanas”, explicó Manuel Enrique de la O, secretario de Salud de Nuevo León.
En Querétaro se ha seguido el lineamiento de la Ssa en el sentido de que sólo reporta los casos que cumplen con la definición operacional de coronavirus. Sin embargo, el gobierno estatal determinó instalar unidades en todo el territorio a fin de testear a personas que presentaran síntomas para saber qué tan extendida estaba la pandemia, explicó Martina Pérez Rendón, directora de Servicios de Salud y vocera en el tema de Covid. También se aplican muestras a los contactos de personas contagiadas con síntomas.
“Sería importante tener un paralelo, no sé si también una plataforma, pero un esquema para poder contabilizar a estas personas que se pudieran identificar. Tomamos la decisión de poner unidades que pudieran estar tomando muestras a personas con síntomas en todo el estado para poder saber si en esos municipios, que en algún momento tuvimos como silenciosos, en realidad estaba circulando el virus”, dijo.
En Aguascalientes, la decisión de hacer más pruebas se tomó para establecer cercos sanitarios e incluso se llegó a la determinación de testear en sus domicilios a personas que tuvieran síntomas, dijo Miguel Ángel Piza Jiménez, secretario de Salud.
“[Nuestra estrategia es] hacer muchas pruebas. Nosotros fuimos el primer estado después de la Ciudad de México en hacer más pruebas por cada 100 mil habitantes, y eso nos funcionó mucho porque hacíamos cercos sanitarios de todos los pacientes, tanto sintomáticos como asintomáticos”, explicó.

Nacional