López Obrador: la vacuna contra covid-19 será gratis para todos

López Obrador: la vacuna contra covid-19 será gratis para todos

La vacuna contra el covid-19 que desarrollan la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford, la cual será producida para América Latina por México y Argentina, será universal y gratuita aquí, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su conferencia mañanera, precisó que su gobierno destinará menos de 25 mil millones de pesos en el proyecto.
Al respecto, Silvia Varela, directora de AstraZeneca, señaló que aunque aún no se tiene el precio final, se prevé que el costo de cada dosis no exceda de cuatro dólares (menos de 100 pesos).
El presidente López Obrador presentó la alianza entre el gobierno, la Fundación Carlos Slim y el laboratorio AstraZeneca, que busca inmunizar del virus sars-cov-2 a 400 millones de personas en América Latina durante el primer trimestre de 2021.
“El costo tiene que ver con los insumos, con la elaboración, pero no es una empresa que vaya a lucrar con la vacuna, por eso el costo es mínimo. Bueno, este acuerdo va a significar una cantidad menor a los 25 mil millones, esto para que tengan derecho a la vacuna todos los mexicanos”, explicó el mandatario.
Puntualizó que el reactivo contra el covid-19 está garantizado para la gente más humilde del país. “A veces no se entiende que cuando se dice universal es para todos. Y nosotros tenemos que cumplir lo que establece el artículo cuarto de la Constitución, que es el derecho del pueblo a la salud, medicamentos y vacunas gratuitas…
“Para que no haya ninguna duda, y también para darle garantías a todos, van a tener todos los mexicanos acceso a la vacuna y no debe de haber preocupación por la gente pobre, tiene garantizada la vacuna, no se va a quedar hasta el final”, subrayó.
López Obrador dijo que esta es una noticia que dará esperanza a la gente. “Todavía nos va a llevar algún tiempo, se están acortando los procesos, se está haciendo en poco tiempo y de manera profesional, garantizada la calidad, pero se está pensando tener resultados a finales en noviembre y empezar la fabricación a partir del primer trimestre del año próximo”, precisó.
Advirtió que todavía vamos a seguir padeciendo la pandemia, por lo que necesitamos seguirnos cuidando. “Ya hemos aprendido la importancia de la higiene personal y, sobre todo, la importancia que tiene la alimentación sana, el no comer productos chatarra, el no subir de peso, cuidarnos de enfermedades como la hipertensión, la diabetes, la obesidad”, agregó.
En su oportunidad, Silvia Varela estimó que el costo de cada dosis no rebasará los cuatro dólares, o sea, unos cien pesos.
Te recomendamos: Producción de vacuna contra covid-19 en México no es logro de la 4T: PAN en el Senado
Explicó que se han establecido cadenas de suministro y de manufactura en diferentes partes del mundo, que tienen costos diferentes, pero afortunadamente la que incluye a México y Argentina “nos está dando costos que parecieran ser menores a los que hemos visto en Europa”.
Detalló que se encuentra en el rango. “No tenemos precio final, porque lo estamos trabajando, pero no debe exceder los cuatro dólares”, expresó.
Varela detalló que las pruebas de la vacuna contra la nueva cepa del coronavirus se realizan a 50 mil personas, de las cuales se encuentran 30 mil en Estados Unidos y el resto en Sudáfrica, Inglaterra y Brasil.
Los test, añadió, ya están en la fase 3 del proceso, por lo que estimó que la vacuna esté lista en noviembre para someterla a aprobación en México y comenzar a producirla en el primer trimestre de 2021.
Mientras, Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, señaló que México no descalificará la vacuna que se elabora en Rusia e incluso solicitó la información clínica para evaluar su utilidad en el país. Sin embargo, las autoridades de Salud la desconocieron al señalar que no existe ninguna en el mundo.
Reveló: “Estamos en comunicación con ellos (el gobierno de Vladimir Putin) por supuesto. Han sido muy abiertos, lo que hemos solicitado es la información clínica que debe ser evaluada por la Secretaría de Salud para poder determinar la utilidad de esa vacuna para México en el corto plazo.
“Ni descalificamos ni tomamos otra posición, simplemente es esa la que hemos adoptado y el gobierno de Rusia ha sido susceptible. Nos dijo: ‘claro que sí, nosotros les compartimos la información que tenemos’. En cuanto la tengamos, la Secretaría de Salud les dirá qué valoración hizo de esa información”, precisó.
En tanto, Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, hizo énfasis en que no existe aún en el mundo una vacuna contra el covid-19 y subrayó que la más avanzada es la que realiza Oxford.
Indicó que la aceptación de un reactivo se da con bases científicas, aunque ha habido esfuerzos para desacreditar tratamientos.
En el día 75 de la nueva normalidad, México rebasó el medio millón de casos acumulados confirmados de coronavirus SARS-CoV-2. Ayer, el director general de Epidemiología, José Luis Alomía, indicó que México cuenta con 505 mil 751 casos positivos, además de que se alcanzaron las 55 mil 293 muertes. Destacó que hay 341 mil 507 personas recuperadas y 83 mil 75 casos clasificados como sospechosos.
La planta se inauguró en febrero en Garín, el mismo día que se registró la primera muerte por dengue de esta última temporada en Argentina y el coronavirus todavía era un peligro lejano. En la inauguración, entre muchos otros, estuvo el infectólogo Pedro Cahn, que luego se volvió una de las caras visibles del comité de infectólogos que asesora al gobierno en la pandemia. Ahora, mXbxience fue elegida por el laboratorio AstraZeneca para hacer una parte de la fabricación de la vacuna. La otra se hará en México.
En la planta, que ocupa unos 10 mil metros cuadrados en una zona de quintas y sembradíos, trabajan 150 profesionales y reina la asepsia y el silencio. Está a cargo del biólogo Esteban Corley. En su inauguración también estuvo el presidente Alberto Fernández, que en aquel momento destacó “la puesta en marcha de un proyecto significativo”. Nadie sabía aún, realmente, cuán significativo iba a ser.
Voceros del grupo Insud explicaron a Clarín que mAbxience fue elegida por AstraZeneca porque “cuenta con habilitación GMP (Good Manufacturing Practices), lo más elevado a nivel mundial por estructura y trazabilidad”, lo que la ciñe a los estándares del laboratorio. Y que hacía varios meses que estaban en conversaciones bajo estricto secreto, hasta que la información fue dada a conocer este miércoles.
El mismo Grupo Insud es el que también está desarrollando el suero equino, con el que se intenta producir en masa una terapia que hasta ahora depende de los donantes de sangre recuperados de coronavirus. Y que está arrojando buenos resultados en enfermos que se encuentran en terapia intermedia, a punto de pasar a intensiva.
Desde Insud dijeron que deberán fabricar 250 millones de dosis de la vacuna para toda Latinoamérica. Mauricio Seigelchifer, director de Transferencia de Tecnología de la planta, explicó a Clarín que producirán hasta 40 millones de dosis por mes. Este científico será un hombre clave en los días que se vienen: “Empezamos con la transferencia de tecnología, que son las células y virus que usa AstraZeneca. Hay un proceso de adaptación en la planta, que llevará entre 30 y 45 días. Luego comenzaremos con la producción”.
En Argentina se hará la sustancia activa de la vacuna, que luego viajará a México para su envasado. El costo será afrontado por la Fundación Slim, garante de la inversión en el caso de que las próximas fases de prueba de la vacuna no den resultado positivo. Si el resultado es exitoso, el laboratorio venderá cada dosis a entre 3 y 4 dólares.

Nacional