8 mil millones de pesos 	     NIÑOS CON CÁNCER o CONSULTA DE AMLO

8 mil millones de pesos NIÑOS CON CÁNCER o CONSULTA DE AMLO

Marco Antonio Aguilar Cortés
¿Cuánto costará la consulta popular promovida por el odio del presidente Andrés Manuel López Obrador en contra de cinco expresidentes de México, y resuelta por una simple mayoría de los integrantes de la Honorable Suprema Corte de Justicia de la Nación como “constitucional”, pero con una nueva pregunta “genérica y poco clara”, según el propio AMLO?

Funcionarios del INE calculan gastar poco más de 8 mil millones de pesos.
Con esos datos me consulto a mí mismo; y pido a todos los mexicanos hagan lo propio.
*Di “sí”, a una de estas dos opciones: 1.- Que se inviertan esos 8 mil millones de pesos en la salud de los niños con cáncer en México; y, 2.- Que se inviertan esos 8 mil millones de pesos en la consulta popular promovida por el presidente.*
Respondo a esa auto consulta: “Sí”, para invertir en la salud de los niños con cáncer.
Razonaré el porqué.
La Honorable Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el caso de la consulta popular promovida por el presidente Andrés Manuel, quedó dividida al resolver “sobre la constitucionalidad de la materia de la consulta”.
En el fondo, como sintetizaron la materia de la consulta en una “pregunta” que, en su contenido conceptual y en su estructura era a todas luces inconstitucional, cinco ministros así lo explicaron y probaron, emitiendo su voto con toda congruencia legal y debida.
Javier Laynez Potisek, Norma Piña Hernández, Jorge Mario Pardo Rebolledo, Fernando Franco González Salas, y Luis María Aguilar Morales, son quienes por sus reflexiones jurídicas legalmente fundadas y motivadas, y por su voto, se les recordará gratamente.
Los otros seis ministros (acaso por convicción, temor, o interés; ¡sólo su conciencia lo sabe!) se mostraron plegados al ciego antojo inconstitucional del presidente AMLO.
Ese tipo de rogativas, solicitudes, presiones o amenazas del presidente en turno a los ministros de la SCJN son añejas. Unos más que otros, pero todos los titulares del ejecutivo federal han hecho peticiones a la Corte, pero la mayoría con discreción y mesura, cuidadosos de las formas entre poderes.
En el caso del presidente López Obrador, por desgracia para México y sus instituciones, sus órdenes impulsivas llegan al cinismo amenazante: “Sería lamentable que la Corte frenara la consulta sobre expresidentes… Espero que resuelvan bien; si no, de inmediato reformaré el artículo 35 constitucional”; esto dijo AMLO horas antes de la sesión de la Suprema Corte, frente a la nación.
Sin embargo, aun con esas déspotas bravuconadas del presidente, ocho ministros de la SCJN, (como con remordimiento de conciencia) en una forzada interpretación del artículo 35 fracción VIII, numeral 3º de nuestra Carta Magna, y en una discutible y discutida segunda votación, aprobaron reelaborar la pregunta formulada por López Obrador, suprimiéndole, sin pudor alguno, mucho de lo inconstitucional que portaba esa “materia de la consulta”.
Así que, a la pregunta de AMLO, le quitaron los nombres de los cinco expresidentes; quitaron “que se investiguen y sancionen”, y en su lugar pusieron “que emprendan un proceso de esclarecimiento”; quitaron “presunta comisión de delitos”, y pusieron “decisiones políticas de actores políticos”; y, quitaron “antes, durante y después de sus respectivas gestiones”, y pusieron “en los años pasados… encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas”.
La nueva pregunta quedó así: “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”
La original pregunta de AMLO era una inconstitucional trampa electoral en llamas, y ahora quedó como fútil y endeble palillo para dientes, infectado de AMLO-covid.
Gastar 8 mil millones de pesos en eso (estando quebrada nuestra economía, y con tantas necesidades), sería otra enfermiza torpeza más de AMLO.
Reflexione presidente; supere sus odios, no divida, no dañe más a los mexicanos.

Opinión