Chivas humilla al América y avanza a semifinales

Chivas humilla al América y avanza a semifinales

¿Fin de ciclo? ¿Se acaba la era de Miguel Herrera en el América? El caer derrotado en Liguilla ante las Chivas es una afrenta que no se debe de perdonar en las Águilas.

El golpe que da el Guadalajara al americanismo es durísimo, devastador, humillante. Es imperdonable.
Miguel Herrera tiene contrato firmado hasta 2024, la relación se acaba de extender, pero ante esto… ¿qué consideración se le puede tener? Hoy más que nunca la nación americanista mueve el #FueraPiojo, y no será exageración, no será broma, será una realidad, porque se le pueden poner muchos atenuantes al torneo del América, que si lesionados, que si berrinches de jugadores, que si suspendidos, pero el perder ante las Chivas, unas Chivas que venían de más de tres años sin lograr entrar a la Liguilla, unas Chivas llenas de problemas internos, que cambiaron de técnico a inicio de torneo, y que tienen a Ricardo Peláez, exdirectivo americanista, como cerebro deportivo, agranda el dolor y humillación.
Porque es claro, el América fue humillado por su odiado rival, por las Chivas.
El juego lo ganó el Guadalajara 1-2, para global de 1-3, con Cristian Calderón, el Chicote, como verdugo de las Águilas marcando los tres goles del Rebaño en la serie, en un juego que empezó frío y terminó hirviendo por el ansia de triunfo chiva y la frustración americanista.
La robó Gilberto Sepúlveda, se le dio a Isaac Brizuela que arrastró hasta ceca del área donde pasó a Oribe Peralta quien jugando de espaldas a la portería, vio la llegada de Cristian Calderón, y el Chicote repitió la medicina mandando un bombazo al ángulo superior derecho (30’).
Llegó la polémica cuando Hiram Mier va con demasiada fuerza por la pelota y alcanza a golpear con los tacos a Federico Viñas. Aunque la acción fue revisada en el VAR, el silbante Pérez Durán sólo mostró tarjeta amarilla.
América se fue con su resto, tratado de acortar la desventaja rápidamente, metiendo a Chivas en su área, provocando bombardeo y que el Tiba salvara en la línea de gol un remate de Henry Martín.
Pero el Chicote estaba en su noche, en su serie, otro tiro y otro gol, este pegando en el larguero (71’).
Henry Martín al fin reaccionó, al fin anotó en Liguilla para las Águilas y dio esperanzas de una hazaña con tanto entrando al área (75’).
Fin de una era, es lo que se puede prever. En América no ganar un título es fracaso y no pasar de cuartos más, y si se le agrega que Chivas te eliminó. La verdad es que no hay cómo, defender a Miguel Herrera.

Deporte