Ese mismo día Maluma arribó en la tarde a la capital de Oaxaca y desde entonces viajó a diversos municipios tales como San Felipe del Agua, Valle de Tlacolula de Matamoros y Mazatlán.

Este recorrido lo llevó a cabo debido a sus intenciones de comenzar una marca de mezcal propia, una bebida alcohólica elaborada a partir del maguey, según informaron medios nacionales.

Durante su estancia el cantante se ha hospedado en lujosos hoteles y no faltó la presencia de sus seguidores, quienes en diversas ocasiones se han reunido fuera de los lugares en los que se encontraba con la ilusión de poder tener una foto con él o verlo de cerca.

Aunque algunos lo lograron, otros quedaron decepcionados, pues en algunos encuentros el cantante convivió muy poco con ellos y alejado.

Sin embargo, las aglomeraciones en torno al cantante fueron pequeñas y ordenadas en tiempos de pandemia.

Hasta ahora no se sabe cuanto tiempo más se encontrará en México, pero el cantante ha hecho el anuncio de que pronto comenzará lo que él considera su gira “más ambiciosa y segura” bajo el nombre “Papi Juancho Maluma World Tour”.

En ella el cantante visitará las principales ciudades estadounidenses entre las que se encuentran Miami, Nueva York y Los Ángeles, y por ello ha invitado a todos sus seguidores que buscan ser parte de la experiencia a que se vacunen.

Además, fanáticos del reguetonero esperan lanzamiento de nueva música de lo que será su nuevo disco y del que el sencillo “Sobrio” fue el primer adelanto.