Entre dolor y llanto dan el último adiós al alcalde de Aguililla y su asesor

Entre dolor y llanto dan el último adiós al alcalde de Aguililla y su asesor

Aguililla, Mich.- 13 de marzo de 2022.- Este domingo, entre el dolor y el llanto de su familia, amigos y pobladores, finalmente fueron sepultados el presidente municipal de Aguililla Cesar Arturo Valencia Caballero y su asesor René Cervantes Gaytán. Hasta el momento la pregunta constante entre los aguilillenses sigue siendo ¿Por qué nos los mataron?

A temprana hora los féretros fueron subidos en un par de camionetas blancas, para comenzar el camino hacia la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, donde fue realizada la misa de cuerpo presente, oficiada por el Padre Gilberto Vergara, también amigo de los fallecidos, quien visiblemente afectado por los hechos hizo un llamado a que la violencia termine.

El párroco señaló durante la homilía “Por eso, nuestra esperanza cristiana es que el mal termine no con la muerte de los malos sino con su conversión, que la violencia termine cuando todos los que han optado por ella sepan que Dios, que la paz y el amor que nos regala es primero, es más fuerte y no podemos déjanos llevar por el mal”.

Además, el Padre Gilberto señaló la necesidad de que las autoridades sean las que esclarezcan lo sucedido y exhortó a que ahora más que nunca Aguililla se mantenga unida en la fe, “Dejemos que la autoridad haga lo suyo por muy difícil que parezca, que implante en nuestras tierras la justicia, dejemos que sea la ley y el gobierno los que tomen las riendas, lo que hemos pedido siempre y pidamos al señor con mucha fe, tal vez, con más fe todavía que está situación de muerte termine. Estamos en la cruz, estamos en el camino, estamos en el dolor, esperemos la resurrección, que así sea”.

Al concluir con el oficio religioso, el cortejo fúnebre tomó camino hacía el panteón municipal de San Antonio, en el ambiente se percibe el dolor, el llanto ahoga las palabras, pero a pesar de ello, las muestras de cariño para Cesar y René son muchas y evidentes, eran gente del pueblo y ese mismo pueblo ahora debe decirles adiós.

Al ataúd del alcalde le fue colocada su playera de futbol en color verde, una de sus pasiones. Irónicamente su vida fue arrebatada por delincuentes frente a una cancha de futbol en la zona centro de aguililla.

El alcalde del Partido Verde Ecologista de México, recibió en septiembre del año pasado un municipio agonizante, inmerso en una guerra entre grupos delictivos que impuso un estado de sitio, con carreteras trozadas y bloqueos con vehículos blindados, lo que generó el éxodo de familias que en su tierra no encontraban siquiera alimento o servicios básicos.

Sin embargo, Cesar Arturo Valencia desde el primer día busco la forma para trabajar a favor de Aguililla y sus habitantes, una tarea nada fácil cuando por las calles era “normal” observar las camionetas con gente armada “patrullando” y generando miedo.

Para el 4 de febrero de este año, llegó una luz de esperanza en medio de la adversidad, Fuerzas Federales ingresan a la cabecera municipal, se liberan y reparan vialidades, ahora el éxodo es de los maleantes, que huyen y dejan abandonadas, casas, armas, vehículos y hasta explosivos.

Empiezan a darse las condiciones para reactivar la economía, la vida social y para empezar a gobernar, lo común ahora es ver los patrullajes de los militares y familias que de a poco comienzan a volver a sus casas tras la violencia criminal.

Aparentemente, durante las semanas siguientes la estrategia comienza a funcionar, al grado tal que autoridades federales y estatales realizan reuniones de trabajo en la cabecera municipal de aguililla para revisar avances en la implementación de programas sociales, como lo fue el pasado jueves 10 de marzo.

Justo esa reunión, sería la última de Cesar Valencia, munícipe que a pesar de gobernar en una de las zonas más álgidas de Michoacán no contaba con seguridad personal.

Ese día, el jueves, Cesar salió del ayuntamiento rumbo a su domicilio y en el camino sobre la calle Benjamín Ruíz de la colonia Centro, es baleado a bordo de su camioneta, minutos después llega la confirmación, “mataron al presidente”.

Aún con el desconcierto que ocasionó el homicidio del munícipe llega la segunda embestida, la mañana del viernes se confirma el asesinato de su mano derecha, su asesor René, el cual desapareció desde la tarde del día anterior. Aguililla se llena de dolor y de impotencia ante lo ocurrido.

Este domingo Cesar y René, quienes hasta hace unos días juntos trabajaban por el bienestar de Aguililla, del mismo modo, juntos, han sido sepultados en su Tierra Caliente, en su tierra en la que dejaron todo por el prójimo, hasta la vida misma.

Descansen en Paz, Cesar Arturo Valencia Caballero y René Cervantes Gaytán.

Regional